Introspecció 2010-2009 (photo)

En “Introspección” el auto retrato toma el protagonismo y la artista se muestra como metáfora del universo en construcción, del desasosiego que impregna a quien lo habita. La oscuridad de la que emergen las imágenes y la proyección que la separa del espectador ponen en relevancia el aislamiento con el entorno circundante, síntoma generacional y coordenada de los tiempos que vivimos. Tomar las riendas de uno mismo para decir lo que se quiere decir. Hay un tiempo de espera, de silencio, de dolor. Un tiempo de soledad, de desconfianza, de tristeza. Y también una mirada decidida dirigida frontalmente.

Gisela Ràfols