Estudio de la Identidad 2014-2013 (photo & drawing)

Estudio de la Identidad

Después de tres años viviendo en Pekín, una se siente con una necesidad extremadamente fuerte de estar en conexión con la naturaleza, de sentir que viene de ella y que va ha volver a ella. De sentir la pureza, el viento, los olores, las texturas, de despertar los sentidos más adormecidos para revivir, renacer como una flor en primavera.

En todas estas imágenes podemos ver las conexiones creadas entre el cuerpo y la naturaleza, conexiones irreales, tal vez fruto de ensueños, tal vez fruto de la necesidad de ser. Nada es inocente, todo está relacionado. 

El hecho de que las imágenes estén tomadas en un entorno natural (concretamente en Taiwan), es fruto de las ganas de estar en conexión, en sintonía con aquello que nos da vida, así como los cuerpos que se transforman en árboles; por otro lado, las flores y plantas que emergen del cuerpo son fruto del instinto de maternidad, uno de los más primarios en la mujer. Así también podemos encontrar imágenes como la de la mujer que está en una burbuja conectada a una piedra, la cual es fruto de una necesidad de protección, protección versus a la vida, al cansancio por una lucha que no termina, necesidad del abrazo y recogimiento como una madre abraza a su bebé. 

Así con esta serie fotográfica intervenida, la artista y modelo, trabaja con su propio cuerpo y representación hablando de manera autobiográfica sobre sus inquietudes y emociones, las cuales son en primera persona y totalmente subjetivas; aunque pueden ser acogidas y aceptadas por muchos.

Gisela Ràfols