Tempus Fugit 2006-2005 (photo)

Gisela Ràfols produce su primer proyecto fotográfico en Inglaterra a la edad de 21 años, lleva por título “Tempus Fugit”.

“Tempus Fugit” es un proyecto fotográfico que consta de 18 fotografías las cuales son una reflexión sobre la fugacidad de la vida y el paso del tiempo.

Conceptualmente Gisela Ràfols lleva a cabo una reflexión sobre la fugacidad de la vida y el papel que tienen en ella las personas, como seres ignorados, extraños, que simplemente están de paso, seres absurdos.

En cierto modo, esta fugacidad hace que parezca que todos somos fantasmas, sin identidad, tan solo somos cosas que se mueven, viven y evolucionan hasta que mueren.

“En este proyecto pretendo reflejar el hecho de que las personas no somos como árboles, enraizados siempre a una misma tierra, sino que somos fruto del cambio, de ir de una lado a otro. El hombre está impulsado por un instinto de vida y libertad. Por más que abandonemos nuestros sitios de origen, nuestra identidad no debe resentirse. Nuestra vida es una continua rotación. A lo largo de nuestra vida necesitamos tener en cuenta el tiempo, y esto lo hacemos midiéndolo con el pasado, el presente y el futuro.

“El presente es el tiempo que estamos viviendo, pero es un instante que lo podemos llegar a reducir tanto hasta el punto de decir que no existe, ya que, de hecho, nosotros hoy somos la suma de cada momento del pasado, los cuales nos dirigen hacia una futuro.

El presente y el pasado, por una lado, podemos decir que tienen como punto común que cada uno de los dos es; aun así también son diferentes en el punto que; mientras que uno de ellos ha sido, el otro puede ser.”

Gisela Ràfols